Sistemas de lubricación

            Introducción

            Durante el funcionamiento del motor, el rozamiento que se produce entre los órganos móviles genera calor y desgaste de los mismos, que es preciso atenuar si se pretende conseguir una duración razonable de estos componentes. Ello se logra interponiendo una película de aceite entre las piezas móviles que impiden el contacto metálico y soporta las elevadas presiones que se producen en el funcionamiento. En la figura 17 podemos ver un esquema general del sistema de lubricación.

 

            El sistema de lubricación del motor debe establecer un caudal de aceite que llegue hasta todos los puntos sometidos a rozamiento y se renueve continuamente, realizando así una función refrigeradora, además de la propia de engrase. La calidad del aceite utilizado debe ser en cualquier caso la apropiada para cumplir estas funciones.

esquema-general-lubricacion.base-logica

Figura 17: Esquema general del sistema de lubricación.

            Sistema de lubricación

            Este sistema es el que se encarga de mantener engrasado todas las partes móviles del motor. Podemos decir que el aceite tiene fundamentalmente cuatro funciones:

  1. Lubricación: el aceite del motor cubre las superficies que están en rozamiento con una película para reducir la fricción y así evitar el desgaste, como la pérdida de energía y el gripado del motor.
  2. Enfriamiento: el aceite circula a cada parte del motor donde la temperatura es alta debido a la combustión, absorbiendo calor y radiando este al exterior.
  3. Sellado: la película de aceite formada entre los pistones y las paredes de los cilindros actúa para sellar los gases de compresión y los gases de combustión interior de la cámara de combustión, evitando una pérdida de potencia de salida.
  4. Limpieza:el aceite arrastra los sedimentos y carbonilla adheridos a la superficie interior del motor, manteniendo el interior del motor limpio.

            Este sistema es vital para la vida del motor porque debe mantener en buen estado los elementos que friccionan entre si. El aceite permite crear una cuña en las partes móviles, evitando el contacto metal con metal. Los puntos principales a engrasar en un motor, son:

  • Paredes de cilindro y pistón.
  • Bancadas del cigüeñal.
  • Pié de biela.
  • Árbol de levas.
  • Eje de balancines.
  • Engranajes de la distribución.

            El cárter sirve de depósito al aceite, que ha de engrasar a todos los elementos y en la parte más profunda, lleva una bomba que, movida por un eje engranado al árbol de levas, lo aspira a través de un filtro. A la salida de la bomba, el aceite pasa a un filtro donde se refina (ver figura 18), si la presión fuese mayor de la necesaria, existe para ello una válvula de descarga que se encuentra a la salida de la bomba.

Figura 18: Filtro.

            Funcionamiento del sistema

            El sistema consta de una bomba de circulación, un regulador de presión, un filtro de aceite, un radiador de aceite y conductos internos y externos por donde circula. El recorrido del aceite lo impulsa la bomba, los tipos de bomba son:

  • De engranajes.
  • De paletas.
  • De émbolo.

            La bomba de engrase recibe el movimiento del árbol de levas y su velocidad de funcionamiento está en función de la velocidad de giro del motor. Si se produce una excesiva presión en el sistema de entrase no sería conveniente, para evitarlo se instala, a la salida de la bomba de engrase una válvula reguladora o de descarga, cuya misión es mantener la presión adecuada a las necesidades del motor. Si la bomba de engrase manda una excesiva cantidad de aceite al sistema de engrase, la válvula reguladora se abre y el aceite sobrante vuelve al cárter y, una vez establecida la presión deseada, se cierra. En la figura 19 se puede observar el circuito del sistema.

esquema-sistemas-lubricacion-base-logica

Figura 19: Esquema del sistema de lubricación

            Por lo que al tomar aceite del depósito éste será distribuido a través de los conductos interiores y exteriores del motor a las partes móviles, después de engrasar los diferentes elementos del motor, arrastra las impurezas contenidas en el aceite hasta el filtro. El aceite se filtra antes de llegar a la bomba de engrase a través de un prefiltro para que, una vez ésta lo mande a los distintos elementos y antes de llegar a ellos, pase por otro filtro constituido por una material textil poroso, donde quedan retenidas las impurezas. Luego pasa por el radiador donde se extrae parte del calor absorbido y retorna al depósito o cárter del motor, para reiniciar el ciclo.