El nuevo Honda CR-V despide el diesel y abraza la tecnología híbrida

El CR-V Hybrid será el primer coche híbrido (y que no dispondrá de mecánica diesel) de los japoneses en el mercado europeo

El Honda CR-V que se presenta en el Salón de Frankfurt de este año es más que la nueva generación del todocamino de la marca, ya que es el primer coche híbrido que la marca nipona comercializará en el Viejo Continente y anticipa el ADN del lenguaje estético de Honda de cara a los próximos años.

El CR-V es el SUV más vendido en el mundo, y el nuevo CR-V Hybrid (este es el nombre oficial del nuevo todocamino ecológico) mantiene la esencia de su predecesor, pero crece en dimensiones, más alto, más ancho y más largo y con una apariencia más potente y más musculada que el CR-V que conocíamos hasta ahora.

Frontal del nuevo CR-V Hybrid / Honda

La gran novedad de este nuevo híbrido es el sistema Intelligent Multi-Mode Drive (i-MMD), que consiste en casar un motor de gasolina de cuatro cilindros 2.0 i-VTEC con dos propulsores eléctricos auxiliares, lo que permite un par muy lleno en cualquier rango de revoluciones con un índice de emisiones a la atmósfera más pequeño y que reduce de forma significativa el consumo de carburante.

Esta estructura significa también que el nuevo SUV japonés dispondrá de un sistema de tracción integral permanente.

Dos motores eléctricos auxiliares (uno sobre cada eje) acompañan al motor de gasolina principal de este SUV japonés

De entrada, el nuevo CR-V Hybrid contará con una transmisión automática de tipo CVT (igual que los Toyota, por ejemplo), y dispondrá de tres modos de conducción llamados EV Drive, o 100% eléctrico; Hybrid Drive, o combinado, y Engine Drive, con el que sólo utilizará la potencia del motor de combustión si se han agotado la capacidad de las baterías.

Los dos primeros modos serán los más adecuados para una circulación urbana mientras que el tercero se reserva para la conducción por autopistas o carreteras rápidas.

Vista posterior CR-V / Honda El nuevo CR-V

Hybrid no será enchufable, ya que un dinamo interno aprovechará la energía cinética del vehículo para recargar las baterías, y en el modo Hybrid Drive incluso utiliza una parte del energía del motor para recargar las baterías del coche.

El nuevo CR-V no dispondrá de ningún motorización diesel, y la única futura motorización prevista de cara el 2018 es la posibilidad de optar por un motor de gasolina más modesto, Turbo VTEC, de tan sólo 1,5 litros de cilindrada que llega hasta los 182 caballos de potencia y que a diferencia del motor de dos litros sí podrá asociar a un cambio manual de seis velocidades, aparte del ya mencionado cambio automático de tipo CVT.

Leave a Reply

*