Las autopistas del futuro son inteligentes

La multinacional catalana Abertis se prepara para los nuevos retos que han de transformar las vías del futuro: vehículos eléctricos, conducción autónoma y conectividad entre usuarios

En el asfalto conviven cada vez más los vehículos convencionales con nuevos vehículos eléctricos, híbridos y en un futuro próximo incluso sin conductor.

Pero difícilmente esta nueva clase de vehículos podrán circular por unas vías que no estén preparadas por el reto tecnológico que suponen.

Empresas como la catalana Abertis están trabajando en la puesta a punto de las autopistas para dar respuesta a estos retos de la movilidad del futuro.

Muchos de estos últimos avances tecnológicos tienen como finalidad evitar los accidentes.

Actualmente ya existen aplicaciones móviles que ayudan a los conductores a conducir de manera más prudente.

Un ejemplo es “Speed-o-Track“, una “app” desarrollada en Brasil que hace sonar canciones de una lista de nuestro Spotify cuando detecta que el conductor circula por encima de la velocidad máxima permitida: una vez nos excedemos en la velocidad, la música también se acelera de forma exponencial.

Información directa entre usuario y autopista

Los usuarios que circulan por la autopista ya pueden tener acceso a un gran abanico de canales de información y comunicación bidireccional para recibir y dar información de primera mano, gracias a aplicaciones móviles, tales como Waze.

La aplicación de tráfico del grupo Google se ha aliado con Abertis para ofrecer a sus usuarios información en tiempo real sobre las condiciones del tráfico, el estado de la vía, cierres de carriles y obras, para planificar mejor los desplazamientos y favorecer la fluidez del tráfico.

En el centro de mando se reciben y gestionan las informaciones de los usuarios / Abertis

Asimismo, gracias a Waze, los centros de control de las autopistas de la empresa catalana pueden recibir información facilitada por los usuarios sobre el estado del firme, condiciones meteorológicas y otros factores que hasta ahora no se podían cubrir con las cámaras instaladas en la autopista.

De este modo, los centros desde los que se coordinan las operaciones de la autopista pueden tener más control sobre la actividad en la vía y mejorar sus actuaciones de respuesta.

La conducción autónoma, un reto fascinante

Uno de los retos más inmediatos y apasionantes es el de facilitar el desarrollo y la implantación de la conducción autónoma en la red viaria del país.

Según los expertos, el futuro del coche será autónomo, lo que redundará en una mejora sustancial de la seguridad en las carreteras, ya que este tipo de vehículos están pensados ​​para eliminar el factor humano causante de los accidentes.

Sin embargo, el coche autónomo requiere, al mismo tiempo, de una infraestructura inteligente que se comunique con él de forma constante.

Los coches autónomos se comunicarán con la infraestructura por donde circulan / Renault

Varios proyectos a escala europea están trabajando para diseñar cómo debe ser esta comunicación entre vehículo autónomo e infraestructura.

En las autopistas de Sanef, en Francia, se está estudiando cómo se comunica la vía con un prototipo de coche autónomo de Renault, para ayudarle a pasar sin problemas por la barrera del peaje o por una zona donde se estén haciendo obras .

Sanef y Renault perfeccionan los sistemas de conducción autónoma

Otro de los posibles problemas a resolver en un futuro inmediato es la coexistencia entre vehículos convencionales y autónomos en la red viaria.

En este sentido, se están haciendo simulaciones dentro de unas pruebas piloto el programa “Inframix” de la Unión Europea en la autopista AP-7, en Girona, con el fin de definir el papel que pueden jugar las infraestructuras durante los años de convivencia de los vehículos tradicionales y los inteligentes sobre el asfalto.

Favorecer el coche eléctrico y la movilidad sostenible

El gran caballo de batalla de los próximos años será el desembarco progresivo de los coches eléctricos en las calles de nuestras ciudades.

Europa ya es el segundo mercado del mundo donde más crecen las ventas de estos vehículos, después de China.

Desgraciadamente todavía es muy difícil hacer largos desplazamientos con coches eléctricos por su limitada autonomía.

Leave a Reply

*