La historia del Quadrifoglio Verde, el símbolo de la victoria

Repasamos la historia de uno de los símbolos más exitosos de la historia del deporte, auténtico mito del automovilismo transalpino

Ugo Sivocci fue uno de los mejores pilotos de la legendaria Alfa Romeo de los años 20 y 30 del siglo pasado, cuando la marca lombarda contaba con pilotos legendarios como Antonio Ascari, Enzo Ferrari y el mismo Ugo Sivocci.

Sivocci, íntimo amigo de Enzo Ferrari, disponía de un símbolo o amuleto que los pilotos se pintaban en la carrocería de sus bólidos, Ferrari ya utilizaba “Il Cavallino Rampante” como símbolo. El de Sivocci era un trébol de cuatro hojas de color verde sobre un rombo blanco.

Sivocci y el Quadrifoglio en la Targa Florio de 1923 / Alfa Romeo

Al volante del Alfa Romeo RL pintado con el Quadrifoglio Verde, Ugo Sivocci obtuvo su primera gran victoria en la Targa Florio en el mes de abril de 1923, en Sicilia.

Era la primera vez que Alfa Romeo ganaba la carrera y supuso un golpe de prestigio por el piloto de Salerno.

Pero seis meses después, en octubre del mismo 1923 Ugo Sivocci sufrió un accidente mortal en el Autódromo Nacional de Monza que le costó la vida.

Casualidad o no, el Alfa Romeo P1 con el que sufrió el fatal accidente no llevaba pintado el amuleto del piloto.

El 17, el número maldito

El Alfa Romeo P1 de Sivocci el GP de Italia llevaba el número 17, tradicionalmente asociado a la mala suerte. Desde entonces nunca ningún coche italiano ha utilizado el número diecisiete ni Alfa Romeo ha salido al circuito sin el Quadrifoglio Verde (tampoco ha sufrido ningún accidente mortal más). Curiosamente, Jules Bianchi llevaba un coche con el número 17 durante la carrera donde sufrió un fatal accidente.

A partir de la trágica muerte de Sivocci la división de competición de Alfa Romeo comenzó a utilizar el Quadrifoglio Verde como símbolo de buena suerte en honor de su piloto muerto, pero modificando el rombo blanco de fondo a un triángulo (la mitad de un rombo) en recuerdo de la ausencia de Sivocci.

El símbolo tuvo un efecto prácticamente inmediato

Alfa Corse, la división deportiva de Alfa Romeo, comenzó a ganar campeonatos del mundo en los años 20 y 30 con el P2, los primeros campeonatos del mundo de Fórmula 1 con los 158 y 159 de Harina y Fangio en los años 50, los campeonatos del mundo de resistencia con los 33 a los años 70 y el DTM y los campeonatos del mundo de turismos en los años 90 y 200 con los 155 y 156.

Incluso los Ferrari que compiten (y lideran) el campeonato del mundo de Fórmula 1 este año llevan pintado un Quadrifoglio Verde en la carrocería, ya que Alfa Romeo es uno de los patrocinadores de la escudería italiana.

Vettel y Räikkönen con la Giulia Quadrifoglio Verde / Alfa Romeo

Aparte de las divisiones deportivas, Alfa Romeo comenzó a utilizar el símbolo después de la Segunda Guerra Mundial para identificar los modelos de calle con prestaciones especiales, hasta llegar a la actual alfa Romeo Giulia Quadrifoglio Verde, la berlina más deportiva del momento y que luce orgullosa el legado de Sivocci y su trébol.

Leave a Reply

*