Ensayos de aceleración, frenada, marcha atrás y de una carga repentina de un vehículo eléctrico

     Se realizarán una serie de ensayos al vehículo para así observar el comportamiento del par eléctrico, tensiones y corrientes.

Ensayo de aceleración y frenada

     Se arrancará el motor, se dejará un tiempo hasta que se magnetice (0,5 s), luego se acelerará hasta 50 km/h, permanecerá un tiempo a esa velocidad constante y se volverá a acelerar hasta 120 km/h, se dejará un tiempo a dicha velocidad y se frenará hasta llegar a 20 km/h manteniendo esta velocidad unos segundos hasta su posterior parada final.

figura-68-velocidad-del-vehiculo-base-logica

Figura 68 – Velocidad del vehículo

     En la Figura 69 se puede observar en primer lugar como el par eléctrico aumenta debido al par de carga proporcionado por el vehículo. Seguidamente debe acelerar, por tanto, el par eléctrico aumenta hasta el segundo cinco que es cuando se mantiene unos segundos constante y por tanto, el par eléctrico disminuye un poco debido a que la inercia ya es cero pero el par de carga del vehículo sigue estando presente. Posteriormente acelera hasta los 120 km/h y cuando se mantiene la velocidad constante, durante unos segundos ocurre igual que anteriormente. Por último se frena y el par eléctrico disminuye, debido a que la velocidad es menor y por tanto el rozamiento aerodinámico también. En el segundo dieciocho el par eléctrico aumenta debido a que la máquina debe mantener al vehículo a 20 km/h.

figura-69-par-electrico

Figura 69 – Par eléctrico

     Lo más destacable sobre la tensión de alimentación de la máquina es el aumento de la frecuencia a medida que el vehículo adquiere más velocidad.

figura-70-tension-fase-de-alimentacion

Figura 70 – Tensión de fase de alimentación

Ensayo de marcha atrás

     Se invierte el sentido del motor hasta que el vehículo llega a 5 km/h, se mantiene la velocidad constante durante 4 segundos y finalmente se detiene.

figura-71-velocidad-vehiculo-marca-atras-base-logica

Figura 71 – Velocidad del vehículo (marcha atrás)

     Lo más destacable es que el par de carga que el vehículo aplica al motor es en sentido inverso, pero su significado es el mismo. También se pueden apreciar como la tensión de alimentación (Figura 73)  tiene una forma de onda correcta.

figura-72-par-electrico-base-logica

Figura 72 – Par eléctrico

figura-73-tension-de-fase-alimentacion

Figura 73 – Tensión de fase de alimentación

Ensayo de una carga repentina

     Se acelera el motor hasta 20 km/h, se mantiene la velocidad constante durante un periodo de tiempo y finalmente se frena. En el segundo tres se introducirá un par de carga.

figura-74-velocidad-de-referencia-base-logica

Figura 74 – Velocidad de referencia

     En la Figura 75 se puede observar la que hay una diferencia con la velocidad de referencia (Figura 74) debido al par de carga aplicado en el segundo tres de la simulación. Ese par de carga aplicado repentinamente puede significar, por ejemplo, el choque del vehículo con un fuerte viento el cual, como se puede apreciar, hace que frene al vehículo.

figura-75-velocidad-del-vehiculo-com-par-de-carga-aplicado-base-logica

Figura 75 – Velocidad del vehículo con un par de carga aplicado, repentino

     El vehículo se frena debido al par de carga pero casi de inmediato se recupera. Como se aprecia en la Figura 76, en cuanto ese viento (en el segundo tres) impacta con el vehículo, el par eléctrico aumenta para que el vehículo vuelva a su velocidad de referencia. La respuesta del motor es buena debido a que recupera su velocidad en un espacio breve de tiempo y también cabe recalcar que al ir a velocidades pequeñas (20 km/h) la dificultad de recuperación de la velocidad deseada aumenta.

figura-76-par-electrico-base-logica

Figua 76 – Par eléctrico