DS 4 Crossback 1.2 : toque de elegancia

Cuando Citroën decidió crear la marca DS como firma para su línea premium. Tenía claro que deseaba ofrecer diseño, tecnología, lujo y confort a la francesa. Procuró de este modo, diseñar coches que atrajeran el interés del público mediante estos argumentos y que se distinguieran de forma notable de los Citroën, más funcionales, con los que comparten la base mecánica.

descarga

Coincidiendo con el lanzamiento de DS como marca, el DS4, como el resto de la gama. Recibió una serie de cambios estéticos, ciertos nuevos motores, más equipamiento y, de acuerdo con la moda SUV que todo lo invade, una nueva versión: el DS4 Crossback que es, precisamente el que Coches.net ha probado para vosotros y que no es otra cosa que un DS4 usual con una estética más aventurera.

2)

Nuestra unidad llevaba el motor de 3 cilindros Turbo 1.2 de 131 CV. El rendimiento es bueno mas el consumo no tanto.

Con ocasión del lanzamiento de estas versiones rediseñadas. DS cambió por completo su gama de motores compuesta ahora por 6 propulsores, todos turboalimentados. En el apartado de gasolina dispone del tricilíndrico PureTech de 1,2 litros en su versión de 131 CV, el THP 165, -con la caja de cambios automática EAT6– y el más potente de la gama, el THP de 210 CV. Estos 2 últimos parten del mismo bloque de 4 cilindros y 1,6 litros.

Si nos marchamos “al lado diesel” los nuevos DS4 disponen del propulsor 1,6 BlueHDi de 120 CV. -al que se puede optar con caja de cambios manual o bien automática.– el BlueHDi 150 con caja manual. Y el BlueHDi 180 con caja de cambios automática. En el caso de la versión Crossback, el abanico queda reducido a 2 motores gasolina.PureTech 130 y THP 165– y a los BlueHDi de 120 y 180 CV. Nuestra unidad de pruebas montaba el gasolina “pequeño” con un cambio manual de 6 relaciones.

3

La imagen crossover le sienta maravillosamente al DS4, que sostiene un aspecto activo y muy elegante.

Estética renovada

Los cambios estéticos en los DS4 han ido en pos de los requisitos que quiere la marca DS para sus modelos, es decir , imagen actual, elegancia y, en el caso del Crossback, un toque dinámico pero sin perder un cierto glamour. Para esto se ha cambiado totalmente el frontal con una nueva parrilla hexagonal. En la que resalta el logo DS en el centro y que queda enmarcada en un contorno cromado que “viaja” hacia los faros que, bajo el nombre de DS LED Visión, aúnan la tecnología Led y Xenón con sistema direccional.

A ellos se unen los asimismo nuevos faros antiniebla Led con función cornering (iluminnan hacia el lado hacia el que se gira el volante cuando se supera un determinado porcentaje de giro) y unos intermitentes dinámicos Led de encendido gradual. Lateralmente parece un compacto de 3 puertas ya que las traseras -de pequeñas dimensiones y con los tiradores ocultos en el montante- apenas se aprecian a simple vista, lo que le da un aire muy dinamico y estabilizado.

4

Las puertas traseras son el primordial defecto del coche. Con el tirador oculto no se facilita el acceso pero, además , tienen un “pico afresivo” y las ventanillas fijas.

Pero el diseño, en muchas ocasiones, se paga con inconvenientes o limitaciones funcionales. En el caso del DS4 esto se materializa en un acceso estrecho e incómodo a las plazas traseras. -bastante justas por otro lado- y a la imposibilidad de bajar las ventanillas traseras. En mi opnión, este es un “coste” demasiado alto y hubiese preferido un diseño que contemplara la posibilidad de emplear esas ventanas.

Nada cambia en este aspecto en la versión que nos ocupa, es decir, el Crossback que aglutina las novedades anteriormente comentadas pero con la personalización propia de su condición de crossover. El nuevo modelo de DS dispone de tres cm más de altura libre al suelo -para “aventuras” fuera del asfalto aunque no se trate en ningún caso de un modelo 4×4- barras de techo específicas, paragolpes y retrovisores en negro, pasos de rueda en negro mate y unas llantas específicas en color negro que, opcionalmente, pueden montar los neumáticos Michelin CrossClimate, un neumático de verano pero con certificación de invierno.

5

El interior no recibe cambios drasticos . Pero refuerza su aspecto premium con mejoras en la calidad de los materiales y en el ajuste.

Interior: sin importantes cambios pero mejorado

En el interior no encontraremos importantes cambios. Mas sí un toque más lujoso gracias a materiales exclusivos como los 4 tipos de cuero con los que se puede personificar el interior del DS4 -incluyendo el semi-anilina como en el caso de nuestra unidad de pruebas- o con paquetes como el “cuero integral” con un tapizado artesanal cosido a mano -salpicadero y puertas incluidos-.

Se ha mejorado el funcionamiento de la nueva pantalla táctil de 7” con la que se ha conseguido suprimir “botonería” del salpicadero pero, en mi opinión, es poco intuitiva y el navegador, en ocasiones, es poco preciso. Además de esto, la busca de los menús obliga a dar más pasos de los deseados. Por otro lado, el DS4 recibe por vez primera el sistema Apple CarPlay y dispone del DS Connect Box que incluye -entre otros- el Paquete SOS & Assistance con el que se realizan llamadas de emergencia y asistencia automáticamente y localizadas. Los asientos delanteros son amplios, sujetan bien pero quiza son un poco duros, resultando algo incómodos tras muchos kilómetros.

6

El acceso a las plazas traseras es incómodo y el espacio para los ocupantes demasiado reducido para un coche de estas características.

Opcionalmente, los asientos pueden disponer con de ajuste eléctrico y calefacción. La posición de conducción es correcta, el cuadro de información incorpora toda la necesaria en 3 instrumentos circulares. -en el central con el ordenador de abordo– pero el volante es demasiado grande y delgado. La consola central cobija una pequeño hueco porta objetos en la parte delantera. la palanca de cambios y en la zona central el botón de puesta en marcha.

Entre los 2 asientos dispone de apoyabrazos corredero a modo de guantera. En lo que respecta a la parte trasera, ya lo hemos comentado anteriormente. Las plazas no son amplias, la banqueta es corta, la altura al techo no es muy elevada y el acceso a ellas es incómodo por la estrechez de la puerta que además de esto tiene un diseño con “un pico” final un tanto exagerado que tampoco ayuda y que puede provocar algún golpe indeseado en las personas que acceden atrás y que ignoran esta característica.

Por su lado, el maletero. Ofrece una capacidad de 385 litros en un espacio plano mas algo limitado por el amplificador del equipo de sonido. La boca de carga es un tanto alta y los asientos traseros abatidos. -con lo que se logra una capacidad de 1021 litros– no quedan en linea con el plano del maletero.

7

El maletero es el habitual en un coche compacto de este tamaño. Las formas son regulares y lo peor es el elevado umbral del portón con relación al piso.

Bien equipado pero con opciones

Aparte de los elementos de seguridad habituales como los airbags, ABS y control de estabilidad. el Crossback con el acabado Style dispone de serie de ayuda a la frenada de emergencia, arrancada en pendiente, control de tracción inteligente, sensor de aparcamiento trasero, lámpara portátil en el maletero, sensor de luces y de lluvia, volante de cuero, conexión Bluetooth y llantas de 17”.

Para completar el equipamiento podemos recurrir al Paquete Style. Compuesto por navegador, sensor de aparcamiento delantero, faros direccionales, cámara de visión trasera, vigilancia de ángulo muerto, acceso y arranque manos libres, faros antiniebla Led, llamada de emergencia y asistencia localizada –DS Connect Boxxenón y 3 proyectores Led, con un coste de 1.700 €. Este es un paquete muy recomendable para completar el coche dado su abundante dotación y su precio ajustado.

Por su parte el Paquete Bracelet. Ofrece ajuste eléctrico y memoria en el asiento del conductor, asientos delanteros con calefacción, tapizado en cuero semi-aniliana con confección bracelet y vigilancia de ángulo muerto. Por un precio de 2.400 €.

Individualmente vamos a tener acceso a otros tapizados, con un costo de 1.200 y 1.300 €. a la pintura metalizada por 550 €, al techo bitono por550 €, al acceso y arranque manos libres por 400 €. Y a las llanta de 18” asimismo por 400 €. El precio del DS4 Crossback Style es de 25.260 € que, con los paquetes mencionado, alcanza los 29.360 €.

8

Gracias a unas suspensiones confortables y a su escasa rumorosidad de marcha, se viaja muy bien con el Crossback.

Buen rodador

Para esta prueba. Tuve la ocasión de hacer más quilómetros de los que hago frecuentemente y la verdad es que el DS4 me convenció por su comportamiento dinámico. Tanto en autopistas y vías rápidas como en zonas más viradas. El motor PureTech 130 tiene una buena respuesta desde abajo y a partir de 2.000/2.200 rpm. el turbo entra de un modo contundente y mezcla su silbido con el “ronroneo” habitual de los motores de 3 cilindros, para empujarlo con fuerza hacia las 5.000/5.200 rpm, donde encontrara su potencia máxima.

La respuesta global del motor en toda su gama me pareció más que aceptable. Si bien desde 3.500/4.000 rpm parecía estancarse un poco. La entrega a bajo régimen es rápida pero después “planea” hasta lograr el régimen máximo. Es confortable para viajar pero la suspensión es suficientemente firme. Para ser eficaz en virajes y curvas enlazadas, en las que la carrocería apenas tiene balanceo.

9

El 3 cilinrdros PureTech 130 SS, ofrece una buena respuesta a bajo régimen. Aunque se estanca un poco en la zona media.

La dirección bastante desmultiplicada. Y las dimensiones del volante hacen que no transmita sensación de agilidad en la entrada a los virajes. Pero, en cambio, es uno de los puntos fuertes del Crossback. Ya que mantiene muy bien las trayectorias y el morro se inscribe con precisión. Si aumentamos el ritmo llega el subviraje y un “chirriar” de los neumáticos más elevado de lo habitual. Pero su eficacia en este terreno está fuera de toda duda.

El nuevo DS4 incorpora la tecnología Intelligent Traction Control. Que ayuda a optimar la tracción del tren delantero en superficies de baja adherencia. Pero también le beneficia a disponer. De la mejor tracción en la salida de los virajes lentos, siempre que lo controles se lo permitan. Buen tacto del cambio manual y unos frenos eficaces pero con un tacto algo blando.

En cuanto a consumos debo decir que, junto a las plazas traseras, es el punto menos favorable del DS4 Crossback. -al menos con el motor de nuestra unidad de pruebas-. En vías rápidas, circulando entre 120/130 km/h, consumió una media de 7,4 cuatro litros que se transformaron en 8,3 litros cuando el recorrido subía y llegaban zonas más viradas. En mi opinión un consumo elevado para un motor que, sobre el papel, busca todo lo opuesto.

10

La agradable estética a medio camino entre compacto y SUV transforma al DS4. En un coche considerablemente más atrayente en esta versión Crossback.

A la última

La imagen del DS4 Crossback me gusta.si bien la cuestión de gustos siempre es muy personal.- y creo que la marca logra lo que pretende: entregar una imagen de calidad y elegancia a este compacto . Que, en el caso del Crossback, agrega ese punto pero aventurero con su mayor altura al suelo y la optimización de la tracción. Que, eso sí, solo nos va a dar para hacer incursiones en pistas en buen estado. Me quedo con su imagen, con la buena respuesta del motor a bajo régimen. Y con un comportamiento dinámico mucho más eficaz de lo que imaginaba.

Opinión del Experto

Nos ha gustado

  • Comportamiento dinámico
  • Imagen crossover atractiva
  • Motor a bajo régimen

No nos ha gustado

  • Consumo
  • Funcionamiento pantalla navegador
  • No se pueden bajar ni abrir de ninguna manera las ventanas traseras
  • Visibilidad trasera